Puerto Rico: su transformación en el tiempo

Historia y sociedad

  • Lo nuevo

  • Posts Más Vistos

  • Los mejores

  • Categorías

  • Historias y palabras

  • Visitantes

    • 880.800 hits
  • Comentarios de los lectores

    Imagen de Betances… en La americanización en Mayagüez…
    Imagen de Betances… en Betances y la epidemia del…
    Ismael Cancel en La Invasión de 1898: apuntes…
    yadiel en Transformaciones económicas y…
    Jose F. Bernal en Documento y comentario: Memori…
  • Archivos

  • Taller de trabajo

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 3.568 seguidores más

De paso y repaso: Pronóstico del tiempo

Posted by Mario R. Cancel-Sepúlveda en 19 noviembre 2007


  • Mario R. Cancel
  • Historiador y escritor

Mario R. Cancel 2Soñé que era un profeta meteorológico. Así más o menos sonaba la predicción para el 2008. El panorama pinta brumoso. Nubes de tormenta ocupan el horizonte y los pronósticos suponen un conflicto categoría 4 o 5. Una depresión rodea a la isla por los cuatro costados. La gente está buscando refugio y sueñan con un mundo donde puedan trabajar y consumir leche fresca barata. Las cuatro bestias del Apocalipsis, rojos y azules, verdes y verdes, parecen trabados en singular combate. Apenas tienen tiempo para razonar qué desea en realidad la gente de la calle.

Se trata de una fábula política. Por la derecha viene el anexionismo militante y fanático. Se dibuja dividido por la refriega de la candidatura a la gobernación. La gobernación es la puerta para la administración del presupuesto. El partido dejó en la vera del camino a los llamados “auténticos” cuya autenticidad muchos cuestionan. Todo parece listo para un cambio. Un sector de la opinión está esperanzada en la victoria de la pareja Fortuño / Pierluisi. Una parte influyente de los “constructores de opinión pública” parecen estar de su parte y la eficacia de ello está más que probada.

La desesperada base política se viste con todos los códigos de anexionismo: las corbatas con la bandera americana, los botones que dicen que son veteranos de Corea y de la lucha contra el comunismo, y las gorritas con las palmitas azules que claman “Roselló viene” o “Fortuño va.” La metáfora de “coger la guagua,” con uno u otro, el típico pon a la espera del beneficio, se ha generalizado. Al centro el populismo improvisa para sobrevivir. Una vez silenciados los cuestionamientos de Hernández Colón y Miranda Marín, hay que trabajar con la imagen desgastada de Acevedo Vilá, el poderoso jefe del populismo.

Ahora el PPD transita en otra guagua. Toma pon con la discursividad ambientalista y convierte espacios destinados al capital en templos para la preservación. Parece que las propuestas del PPR están surtiendo efecto. ¿A donde conducirá el giro? Nadie lo sabe. Pero muchas playas, como la de Vega Baja, y muchos espacios colectivos, como el San Jerónimo, siguen a expensas de capitalistas poderosos.

A la izquierda el pipiolismo, con Irizarry Mora a la cabeza, trata de redefinir su imagen ante las izquierdas. El sueño de ganar votos que provengan de los autonomistas soberanistas siempre ha sido una pesadilla. Rubén Berríos dijo una vez que el estadolibrismo no para la estadidad sino que la pare. Gilberto Concepción de Gracia dejó pronto de confiar en atraer populares para su causa cuando lo hicieron abandonar el PPD entre 1946 y 1947. Irizarry Mora vuelve el rostro hacia sus viejos aliados en el independentismo no electoral. No es casual que ahora ese sector, salvo contadas excepciones, sea más tolerable para el moderado pipiolismo.

La disolución de las ideas socialistas radicales y su retorno a un neopopulismo propio de la era del chavismo juvenil y el castrismo envejecido dominan la izquierda doméstica. Pero todos están siendo vigilados por el ojo que todo lo ve. Los federales rebuscan en el pasado de Acevedo Vilá y Fortuño por sus respectivas campañas para Comisionado Residente en el 2000 y el 2004. Y el independentismo, electoral o no electoral, siempre será culpable de algo a la luz de las leyes anti-terroristas.

Al margen, los chicos de Puertorriqueños por Puerto Rico juegan a la política mientras tratan de constituirse en portavoces de la sociedad civil sobre la ruina de PIP. Con ello no obtendrán el apoyo electoral que esperan. Díganme qué quieren hacer, no a quién quieren destruir.

Acabo de despertar.

Publicado en Expresión. Año V – Vol 39 /Noviembre de 2007: pág. 8.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: