Puerto Rico: su transformación en el tiempo

Historia y sociedad

  • Lo nuevo

  • Posts Más Vistos

  • Los mejores

  • Categorías

  • Historias y palabras

  • Visitantes

    • 880.797 hits
  • Comentarios de los lectores

    Imagen de Betances… en La americanización en Mayagüez…
    Imagen de Betances… en Betances y la epidemia del…
    Ismael Cancel en La Invasión de 1898: apuntes…
    yadiel en Transformaciones económicas y…
    Jose F. Bernal en Documento y comentario: Memori…
  • Archivos

  • Taller de trabajo

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 3.568 seguidores más

Puerto Rico: otra encrucijada

Posted by Mario R. Cancel-Sepúlveda en 17 mayo 2008


Mario_R_Cancel_ExpresionPeriódico Expresión

Mario R. Cancel

Escritor e historiador


 

Pasados

En 1933 se incluyó al país en la PRERA durante la Gran Depresión. El Gobierno Federal dependió de Luis Muñoz Marín y su gente para administrarla. Muñoz era independentista de izquierda y militaba en el Partido Liberal. La Coalición Puertorriqueña, anexionista, no tenía la confianza de Washington.

 

En 1937 Muñoz fue expulsado del Partido Liberal y fundó otro que denominó “Auténtico.” Lo inscribió en Luquillo como Partido Popular Democrático. En 1940 fue Presidente del Senado, y Washington gobernó con los populares, como se sabe.

 

Desde 1952 hubo choques entre Washington y el PPD cada vez que se pidió más autonomía para el ELA. La alianza duró hasta 1964. El retiro de Muñoz en una Asamblea en Mayagüez, animó un nuevo anexionismo encabezado por Luis A. Ferré. En 1968 el Partido Nuevo Progresista se ganó el apoyo de Washington.

 

Las vendettas entre el fiscal Gil y Roselló González y la fiscal Rodríguez y Acevedo Vilá, han cambiado el panorama. Washington ha chocado con los dos partidos principales a fin de reafirmar que su poder en Puerto Rico sigue en pie. Un macroestado policiaco jurídico -el FBI y el Tribunal Federal- dominan el engranaje insular en última instancia.


 

Presentes

Las primarias y las acusaciones contra el Gobernador han conseguido varias cosas. Por un lado, afirman la desconfianza en los partidos tradicionales. La campaña de la Sociedad Civil ha comenzado a rendir frutos. La decisión de Acevedo Vilá de permanecer en la gobernación y como candidato para noviembre de 2008 ha sido un punto culminante en ese proceso. Pero el daño electoral al PPD ya está hecho y las imágenes no se renuevan en 6 meses.

 

La implosión del sistema bipartidista repunta. El PPR fiscalizando, y el PIP renovado con Edwin Irizarry Mora, son buenas noticias. Las organizaciones no gubernamentales que toman el escenario social para rescatar los espacios públicos y fiscalizar al estado, también representan una lección. En Vieques se intenta organizar una partido local para llamar la atención sobre el abandono del poder central. En Arecibo y Ponce, grupos descontentos con los resultados de las primarias retan al PNP y al PPD insisten en sus propuestas alternativas.

 

Los rosellistas ponen freno a la ficticia unidad del PNP proponiendo la candidatura write-in del doctor. La reprimida campaña Hernández Colón write in demuestra que la pasión de una asamblea no es suficiente para acomodar a los populares.  La mera mención de un Partido Estadista Incondicional demuestra que la oposición es más atrevida que en tiempos de Hernán Padilla y Carlos Pesquera.

 

La praxis bipartidista dominante desde 1968 está en crisis. El multipartidismo de la década del 1930 que produjo el nacimiento del PPD podría retornar en estos tiempos de incertidumbre. Ese es uno de los indicadores más interesantes del presente.


 

Futuros

El PPD / PNP fracturados y sin la confianza de Washington son idóneos para la Sociedad Civil Organizada gane el poder que la burocracia partisana le arrebató. El Fortuño purista que no debate para no ensuciarse las manos, y el Acevedo Vilá soberanista, son meros gestos publicitarios sin contenido.

 

El soberanismo de Acevedo Vilá – un moderado reconocido- es tan iluso como el Antonio Fernós Isern en 1959. Ambos trataron de inventar una soberanía sin soberanía que no arrasara los fundamentos del ELA que parte de la no soberanía. La peticiones de 2008 son palmariamente parecidas a las de 1959. En aquel momento les dijeron no a todas en Washington. Los riesgos de que lo mismo suceda ahora son enormes.

 

Las elecciones de 2008 serán únicas: en ellas vencerá el menos débil. Pero una Sociedad Civil (Des) Organizada solo servirá para que el jaque mate lo de otra vez los rojos o los azules. Espero que el reagrupamiento de fuerzas que se avecina se distancie de los poderes del centro. Las periferias cívico-políticas tienen la oportunidad de hacerse sentir electoralmente. Espero que pierdan la misma.


 

Publicado en Expresión (Mayo-junio de 2008)

Una respuesta to “Puerto Rico: otra encrucijada”

  1. Jose Aponte said

    Tremendo articulo. Yo veo tambien que el PPR ha podido adentrar el discurso de justicia social y ambiental sin verse manchado con la mala reputacion que le han dado al independentismo en Puerto Rico. Dado a que es un partido nuevo, que nace de la base y no de divisiones partidistas, el PPR trae unas ideas a discusion que el monopolio partidista no discutia antes. Eso desborona mas aun la partidocracia que habia.

    Me gusta

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: