Puerto Rico: su transformación en el tiempo

Historia y sociedad

  • Lo nuevo

  • Posts Más Vistos

  • Los mejores

  • Categorías

  • Historias y palabras

  • Visitantes

    • 880.802 hits
  • Comentarios de los lectores

    Imagen de Betances… en La americanización en Mayagüez…
    Imagen de Betances… en Betances y la epidemia del…
    Ismael Cancel en La Invasión de 1898: apuntes…
    yadiel en Transformaciones económicas y…
    Jose F. Bernal en Documento y comentario: Memori…
  • Archivos

  • Taller de trabajo

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 3.568 seguidores más

Documento y comentario: Carta de Fray Damián López de Haro (1644)

Posted by Mario R. Cancel-Sepúlveda en 24 junio 2009


Carta del Obispo de Puerto Rico Don Fray Damián López de Haro, a Juan Diez de la Calle, con una relación muy curiosa de su viaje y otras cosas. Año 1644. (Fragmento) Tomado de: Aída R. Caro Costas. Antología de lecturas de historia de Puerto Rico, pp. 313-318.

… La ciudad está muy pobre, la moneda que en ella se gasta es de pobres porque es de cobre treinta y cuatro cuartos más delgados la mitad que los de allá dan por un real, por el real de a ocho llevan uno o dos reales de premio, y en toda la Isla no se hallarán 8,000 ducados de cuartos y 20,000 de plata porque ha siete años falta el situado de S. M. y uno que traían ahora dos años de 60,000 pesos lo cogió el enemigo. Yo entendí hallar 3,000 ó 4,000 ducados de la vacante y no he visto en dinero más que, 1,000 reales de cuartos, de pesos de plata 200. Por cuenta de diezmos me dan cazabe cada semana para que coma la familia y los pobres, que es el pan de esta tierra que la necesidad les ha enseñado a comerlo, pero a mí no me entra de los dientes adentro aunque lo hacen de diferentes modos y ponen a la mesa uno que es el más florido jaujao…

Y lo peor que a mi ver tiene la ciudad es que no hay una tienda donde poder enviar por nada, si no es que unos a otros truecan o venden o prestan lo que tienen: aunque lo vale 10 maravedís, el pan de cazabe vale real y medio cada torta, que tendrá dos libras y media; el maíz aunque no lo gastan en pan lo siembran y cogen, y vale diez y ocho y veinte reales la fanega.

Allá la tierra adentro hay unas aves tan grandes como gallinas y en el sabor y la bondad como perdices, a mí me han presentado tres o cuatro; pero 12 leguas de aquí dicen que hay muchas bandadas y que las matan a palos, pero la gente es tan holgazana que no quieren ir por ellas para venderlas; y lo mismo pasa en los pescados que aunque hay muchos y muy buenos, y yo he probado, sobre venderlos muy caros no hay quien se aplique a la pesca.

Todo el trato de esta Isla y la cosecha es de jengibre y está tan de capa caída que nadie lo compra ni lo quiere llevar a España.

En el campo hay muchas estancias y siete ingenios de azúcar, a donde muchos vecinos con sus familias y esclavos asisten la mayor parte del año, como en los lugares de Toledo sus herederos.

El año 25, saqueó el enemigo esta ciudad y se llevó hasta las escrituras de la Iglesia, y porque no le ofrecieron mucho dinero, quemó muchas casas y entre ellas la de la dignidad; pero el mayor trabajo fue el de la tormenta y tempestad que sobrevino el año 42, por el mismo mes de Septiembre que sucedió la de Burgos cuando derribó el crucero, porque aquí derribó la Iglesia y muchas casas, y en el campo arrancó muchos árboles y bahías; e hizo tan grande estrago que dejó esterilizada la tierra hasta hoy que vá volviendo en sí, y es de modo que a todo cuanto falta se disculpa con la tormenta y viene a ser tormento para mí, porque en virtud de esto me faltan todos los diezmos (de que S. M., Dios le guarde) me ha hecho gracia. … Y en conclusión, lo mejor que tiene esta ciudad son las brisas y el aire con que todos quedamos con salud.

…El vino, el vinagre, el aceite, el pan, con todo lo que es necesario para vestirse, viene por el mar, de Castilla o de la Nueva España; y aquí estamos tan sitiados de enemigos, que no se atreven a salir a pescar en un barco porque los coge el holandés.

Aquí llegaron de la Isla España dos fragatas que llevaban socorro a la de San Martín, habiendo salido tres, porque la una iba cargada de azúcar para Cumaná y luego que se apartó la cogió el enemigo y echó la gente en el agua a 20 leguas de aquí. Cuando yo llegué estaba sitiada la dicha Isla de San Martín y por la buena diligencia del señor gobernador de esta isla, que les envió socorro a tiempo que estaban ya para entregarse, levantaron el cerco; pero la voz general que corre es, que dichos corsarios quieren sitiar a Santo Domingo, y acá estamos con cuidado de que hagan allá el tiro y acá la suerte.

Muy grande es la necesidad que tienen estas Islas, de barlovento de que faltara en ellas la armada y pudiera hacer algunas presas de importancia y para sustentarse; hacer S. M. que de la Isla de Santo Domingo poblaran ésta de ganado vacuno, que como he dicho, la tempestad del año 42 acabó casi con todo, pero es tan fértil que con muy poco que le auxiliaran se volvería luego a poblar.

Mas, dejando aparte esto que toca al Gobierno, la familia lo pasa alegremente porque lo que falta de el sustento se suple en abundancia con otros de este país, como son, plátanos, arroz, azúcar, pescado, naranjas dulces que hay grande abundancia, y algunas terneras que se matan, pero con la humedad y calor de la tierra no pasan a tercer día.

Luego que llegué traté de confirmar, habiendo primero consagrado los óleos, de que tenían mucha necesidad. Hice órdenes generales y particulares con el indulto de Su Santidad porque había gran falta de sacerdotes. He comenzado a predicar y trato de visitar y hacer sínodo, luego pasaremos a la Margarita y a Cumaná, si Dios fuere servido, y de allí me prometo que podremos hacer algún regalo de cacao y perlas, que en esta Isla no se que haya más que jengibre y alguna azúcar.

Comentario:

Damián López de haro (1581-1648) perteneció a la Orden de la Santísima Trinidad, fue consagrado Obispo en 1643 y en junio de 1644 estaba en San Juan Bautista de Puerto Rico. Organizó el Sínodo Diocesano de 1645 y falleció de peste en un viaje episcopal en la Isla de Margarita. El fragmento pertenece a un carta particular escrita a Juan Díez de la Calle, Oficial Segundo de la Secretaría de Nueva España en el Consejo de Indias. La vinculación de Díez de la Calle con Puerto Rico radicaba en que un hijo suyo fue alférez en la Guarnición del Castillo de San Felipe del Morro. En la misma comenta sus impresiones en torno al Puerto Rico de su tiempo en un tono entre quejoso, burlón y cínico. El rechazo del Obispo al ambiente provinciano es notable en el texto.  El documento afirma la pobreza de la colonia, caracterizada por la desmonetización y el mercado subdesarrollado que depende del trueque. Responsabiliza a los insulares por ello dado lo poco industriosos u holgazanes que son.

Hace algunas observaciones sobre la economía resaltando el valor del jengibre, las muchas estancias y los 7 ingenios que existen en los campos. Recuerda a su corresponsal las dos tragedias más relevantes del siglo: el ataque holandés de 1625 y el huracán de 1642 del cual la isla aún no se había recuperado. Por último insiste en que la isla depende de las importaciones para suplirse de numerosos productos de consumo pero que las aguas del caribe son peligrosas en extremo por la amenaza de la priratería y los corsarios extranjeros. A pesar de todo, la colonia tiene un potencial sin explotar en productos de la tierra, frutos y verduras que el clima hace muy perecederos. El balance del texto da la impresión de un hombre educado que no tolera el ambiente provinciano de la pobreza colonial.

 

  • Mario R. Cancel
  • Historiador y escritor

    17 comentarios to “Documento y comentario: Carta de Fray Damián López de Haro (1644)”

    1. Gretchen Lafontaine said

      El Obispo Don Fray Damián López de Haro hace varias críticas o mejor dicho se enfoca más en lo negativo de la Isla. Al parecer Don Fray es una persona que está acostumbrada a los lujos, es por esta razón que denigra la moneda de Puerto Rico y el cazabe que le dan por el diezmo. Relata que en Puerto Rico se comunican mediante el contrabando, al no haber un lugar para comprar, enviar, etc. Se intercambian productos. Todo lo mejor que está en la Isla llega a través del mar, nada es nativo.

      A su vez el Obispo halaga a la Isla, al enfocarse en los animales que tiene Puerto Rico y que los habitantes, por vagos, no los consumen. Enfatiza que lo más que se produce es el jengibre, a mi entender lo dice porque el jengibre es fácil de cultivar y que los puertorriqueños lo cultivan por vagos y que lo producen mal. Otro dato que me llamó la atención es que el Obispo relata varios ataques que ha recibido la Isla y como han seguido adelante, pienso que él lo que quiere decir es que tanto la Isla como los habitantes son fuertes antes los ataques.

      Me gusta

    2. Arinnette Acevedo said

      Aproximadamente 45 años después de la llegada de Clifford a Puerto Rico, donde describió a la Isla como un país hermoso y rico en flora y fauna, Don Fray Damián López de Haro describe a Puerto Rico como un país pobre. El valor de la moneda que se utilizaba en Puerto Rico era mucho más bajo que el de España. A mi entender debido a que el valor de la moneda iba decayendo los nativos preferían el trueque o prestar.

      Damián López describe a los nativos como personas holgazanas ya que a pesar de que la tierra tiene mucho para sacarle no lo aprovechan y no quieren vender los alimentos. Dice que las cosas buenas de verdad provienen de España que lo bueno que tiene la ciudad son las brisas y el aire. Para 1644 Puerto Rico todavía no se había podido recomponer completamente del ataque holandés en 1625 ni del huracán del 1642. Los nativos no se atrevían pescar lejos de la Isla ya que le daba miedo los holandeses. El obispo al final promete regalar cacao y perlas, ya que según él en la Isla lo único que había era jengibre y azúcar.

      Me gusta

    3. Michael Román Cardona said

      En esta misiva que el Fray Damián López de Haro le hace a su amigo y corresponsal se nota el descontento que este tiene de estar en esta Isla. Comienza hablando de la calidad de la moneda. Que ésta es bastante inferior en calidad a la que se usa en la Península. Hace mención a que hace 7 años no se recibe el Situado Mexicano y como éste ha sido robado por los piratas y/o corsarios. Esta situación de la moneda le causa preocupación ya que directamente afecta el diezmo que recibe. Además hace mención de que como diezmo recibe casabe, que López de Haro describe como un “pan que la necesidad les ha enseñado a comer” y que “no le entra de los dientes adentro”. El Obispo continúa su relato haciendo énfasis en la pobreza de la Isla y la peculiaridad del comercio que es tanto a base de trueques, préstamos o venta. Menciona las bondades de la Isla como la cosecha de jengibre, la pesca y la caza de aves, los 7 ingenios, cómo estos no son explotados por los insulares holgazanes y cómo la humedad y el calor hace que muchos de los productos de la Isla sean perecederos.

      López de Haro hace mención en su epístola como la Isla es propensa a los ataques de piratas y corsarios y cómo esto impacta negativamente el comercio, traslado y comunicación y que no se pueda pescar en aguas ricas en peces de buena calidad que él asegura que se pudieran vender muy caros ya que se teme a “que los coja el Holandés”. Escribe, además, de cuando los holandeses saquearon la ciudad en el 1625 y se llevaron casi todo y lo que dejaron lo quemaron y de una tormenta que azotó la Isla en el 1642. López de Haro se queja en particular con esta tormenta ya que menciona que se utiliza como chivo expiatorio para no recibir el diezmo. Cabe resaltar que el autor menciona que la tierra es tan fértil que con poca ayuda el ganado vacuno que sufrió por la tormenta se volvería a poblar con facilidad.

      Encuentro como dato curioso el final del fragmento en el cual el autor le dice a su corresponsal que tan pronto salga de la Isla y llegue a Margarita y a Cumaná le promete regalarle “cacao y perlas, que en esta Isla no se haya más que jengibre y alguna azúcar”. Este fragmento me es de gran interés porque denota la actitud de Fray Damián López de Haro hacia la Isla; éste no soporta estar entre tanta pobreza. Tomando en cuenta tiempos más recientes podemos hacer una comparación de cómo los poderes colonizadores ven a la Isla con cierto grado de prepotencia en el cual sus habitantes están llenos de faltas las cuales no les permite tener un autogobierno y como esto en sí se vuelve una profecía autorrealizable en la que llega el momento en que los mismos colonizados aceptan tales faltas y se autosugestionan a seguir bajo el mandato del imperio dominante. En resumidas cuentas, el etnocentrismo imperialista de la España del siglo 17 podría compararse con el etnocentrismo y la pretensión de superioridad cultural, moral y económica de los Estados Unidos del siglo 21.

      Me gusta

    4. Amáralis N. Álvarez said

      Al leer este fragmento de esta carta escrita por el Obispo, Damián López de Haro, en el año 1644, me impresiona el comentario del autor sobre que la gente que vivía en Puerto Rico para esa fecha era holgazana. Me parece estar escuchando a la gente de su tiempo, año 2010, especialmente a los que tienen que trabajar muy fuerte para poder pagar a duras penas el costo de vida, cada vez más alto en Puerto Rico.

      Creo que no sería muy difícil ni muy descabellado, concluir que estar bajo la protección económica de un imperio primero español y después norteamericano, nos ha llevado a subvalorar la importancia del trabajo como medio para poder producir lo que necesitamos. Además nos ha afectado en cuanto a la estima propia como país productor y la meta de ser dependientes lo menos posible de recursos o bienes alimentarios externos.

      Estoy de acuerdo con el Obispo en que somos una isla y sin embargo la pesca no es una de las nuestras primeras industrias, así como tampoco lo es la crianza de aves para consumo humano. La industria avícola y la industria agropecuaria de nuestro país no se desarrollan al máximo de su potencial y mucho menos satisfacen la demanda de esos productos que son básicos para nuestra alimentación. . No creo que exista ningún producto de consuno alimentario en Puerto Rico que sea cubierta totalmente su demanda, porque se produzca aquí ya que casi todos estos productos provienen del exterior.

      Recientemente leí una noticia en el periódico El nuevo Día a través del cual el Presidente de la Asociación de Productores Alimentos de Puerto Rico y el Secretario de Agricultura querían crear consciencia ciudadana de que actualmente importamos más del 75% de lo que comemos incluyendo los mariscos las aves. Nos invitaba a desarrollar métodos como: huertos caseros, fincas regionales, etc.

      Me gusta

    5. Karen N. Silva Acosta said

      El fragmento de la carta del Obispo de Puerto Rico Don Fray Damián López de Haro, relata sus experiencias en Puerto Rico ante una total decadencia económica por falta de monedas y la depreciación de las que circulan dentro de la Isla. También comenta sobre la pobreza, haciendo énfasis en que, en cierto punto, la misma era culpa del Puertorriqueño que, a pesar de tener los recursos necesarios y un vasta variedad como ganaderías y pesca, no se daban la tarea de comercializarze y prosperar. La carta en esencia es un relato de la situacion economica y cultural en la isla.

      Vemos la crítica que le hace a la isla en forma destructiva y de burla. También resalta el valor de los productos de consumo que tiene la colonia, productos que las familias pueden consumir felizmente con abundancia, el plátano, el arroz, las gallinas, el pescado, la naranja, el jengibre y la caña de azúcar. Hizo una orden de traer sacerdotes para cubrir la ausencia de una gran necesidad para los de la isla.

      Me gusta

    6. Mariangelie López Colón said

      El obispo comienza diciendo que la isla es pobre, que el diezmo que recibe no le da para vivir y que la moneda no tiene valor tanto como la de España. Dice que no hay ni tiendas y que lo que hacen es vender o truecan o prestan lo que tienen. En esta carta el Obispo hace ver que las personas que viven en esta isla son unos vagos, ya que no quieren ir por las gallinas, que son bien gordas y son sabrosas, para venderlas, y tampoco quieren pescar y el Obispo dice que esos peces son bien buenos y hay muchos. Quizás esas personas no mataban por dinero sino por la necesidad de comer.

      Dice que todo el trato y lo que cosechan es jengibre y, a mi entender, es porque era lo más fácil de cosechar y hasta los pobres lo podían hacer. Nos relata que en el año 1625 hubo un ataque Holandés durante el cual, como no había mucho dinero, quemaron las casas y hasta se llevaron las escrituras de la Iglesia. También nos dice del huracán que le hizo un gran hueco a Puerto Rico ya que derribó muchas casas y la Iglesia, arrancó árboles y fue tan grande el estrago que dejó estéril la tierra.

      Dice que lo mejor que tiene la ciudad son las brisas y el aire, se puede decir que es lo único positivo que dice de Puerto Rico. Da a entender que todo lo que tienen viene de España porque, como a P.R los visitan tantos enemigos, no se atreven ni a salir a pescar. Si no fuese por España no tuvieran nada. Menciona que el gobernador de esta Isla ayudó a la Isla de San Martín en un ataque que hubo. Se ve como desde ese siglo dependemos de los productos extranjeros teniendo nosotros para explotar en nuestra isla.

      También dice que las familias la pasan bien porque lo que les falta para vivir se les suple aunque por la humedad y calor no llega al tercer día lo que se les da ya que se daña. Al final nos dice que el trato de confirmar que Puerto Rico tenía muchas necesidades. Hacían falta sacerdotes. Y dice que en esta isla lo único que se puede encontrar en jengibre y alguna azúcar. A mi entender este Obispo lo tenía todo en España y estaba acostumbrado a los buenos tratos ya que habla de la Isla como que no vale nada.

      Me gusta

    7. Dalimaris Nieves-Más said

      En este documento histórico, el Obispo Damián López de Haro nos presenta-según su punto de vista- el panorama económico y social de la Isla de una manera un tanto crítica y despectiva. Según el Obispo,la falta de dinero circulante y un mercado basado en el intercambio eran las consecuencias de la pobreza existente en el país. Claramente, se puede apreciar en el texto la incomodidad y rechazo sobre la situación, llegando a culpar a los ciudadanos de la situación económica tildándolos de “holgazanes”.

      Sin embargo, resalta el valor de los productos de consumo, tales como: el jengibre, la caña de azúcar, el plátano, el arroz, la naranja, las aves (gallinas) y el pescado. También hace mención de dos eventos que impactaron significativamente la vida en la isla, y de los cuales todavía no se había recuperado: el embate de una tempestad y un ataque de enemigos holandeses. El Obispo subraya además que entre las limitaciones que enfrentan los insulares para establecer un sistema de comercio exterior se encuentran la amenaza constante de piratas y corsarios extranjeros en aguas circundantes y un clima que aunque describe agradable, provocaba que potenciales productos para exportación fueran perecederos. En resumen, la actitud tomada por López de Haro puede responder a su condición: un hombre con formación académica que llega a un país que no le ofrece las “comodidades y lujos” a las que acostumbraba.

      Me gusta

    8. José J. Lamas said

      Este documento refleja el sentir de los obispos que venían a la isla de Puerto Rico y estaban acostumbrados a los lujos y tratos españoles. Durante toda la carta el obispo hace criticas a la realidad isleña denotando las inferioridades que tiene ante España. Comienza recalcando que la isla es muy pobre y que las monedas han perdido valor. Señala también que el diezmo no le da para vivir. Menciona que todas las cosas que valen la pena de en la isla, como el vino, vienen de España, ninguna es producida en la isla. Hace mención de dos factores que hacen que la isla se encuentre en las condiciones que se encuentra, el saqueo de los holandeses en el 1925 y el paso de una tormenta fuerte. Esto tiene un efecto tan fuerte que los pescadores ni se atreven a salir muy lejos de las costas. En fin esta carta nos sirve para ver la difícil situación que enfrentaba la isla de Puerto Rico desde los ojos de un obispo quejándose a su amigo.

      Me gusta

    9. Elder Arroyo said

      En esta carta que escribe el Obispo Fray Damián López de Haro podemos ver la crítica y el desprecio que le hace a la isla de Puerto Rico. Toca diferentes aspectos de Puerto Rico en forma de crítica y burla, como de la moneda, forma de intercambio (mercado) y las costumbres de los nativos de aqui. De la moneda, critica la calidad y el valor. Explica que está hecha de un material de menos calidad (cobre) y que comparada con otras, no sirve. Critica la forma en la que Puerto Rico se tiene que sustentar, explicando así el contrabando que hay en la isla. También nos muestra como nuestra tierra tiene tanto para sacarle (agricultura, caza, pesca) pero que los nativos no la aprovechan. Los pone como vagos, que no quieren trabajar y que usan excusas que no son reales para impedir salir a trabajar. Toca el punto del Saqueo del 1625 y de la tormenta del 1642 y como nuestra tierra se ve “afecta” por ellos, todavía en ese tiempo. Y nos explica la peor situación en la que Puerto Rico vivía y sigue viviendo hasta el día de hoy que es vivir del consumo de productos extranjeros.

      Me gusta

    10. Justin Román Camacho sec.060 said

      En la carta se nota la crítica hacia la isla de parte de López de Haro. Primero habla sobre la calidad de la moneda, dice que ha perdido valor. También critica el método de intercambio, que no hay lugar donde comprar y vender, sino que es por intercambio. Habla también de unas aves tan grandes como las gallinas, pero la gente es tan holgazana que no las cazan. Lo mismo con los peces son buenos, pero nadie se aplica a la pesca. Dice que la jengibre está tan de capa caída, que nadie la quiere comprar. Habla de las catástrofes que pasó la isla, cuales fueron, el ataque del enemigo, quien quemó muchas casas y se llevo muchas cosas porque no le ofrecieron mucho dinero y el huracán que causó muchos estragos. Por último, habla de la dependencia que tiene la isla con el comercio directo de España.

      Me gusta

    11. Santos G. Santiago Feliciano - sec 060 said

      Pude notar que esta carta se diferencia a las demás que hemos discutido en clases, ya que no hace referencia a Puerto Rico como un paraíso tropical sino que todo lo que se puede ver es el rechazo del Fray Damián López de Haro hacia isla. Todo esto se puede interpretar como una señal de auxilio, básicamente el Fray lo que quiere es que lo saquen de la isla y regresar a España. También hace mención a la calidad de la moneda de la isla en comparación con la España, refiriéndose a la calidad del material en la cual esta echa, ya que era de menor calidad y con el tiempo va perdiendo peso, equivaliendo a menos valor. Se refiere a los insulares como holgazanes ya que no quieren ir a cazar ni a pescar. Nos habla del saqueo del año 1625 que termino en la quema de muchas casas y de la tormenta del 1642 dejando a la tierra esterilizada. Por último la isla depende de muchos productos de consumo extranjeros, lo cual es un poco peligroso debido a la mucha piratería que existía en la aguas del Caribe para esa época, lo gracioso del caso es que estando en el 2009 todavía seguimos dependiendo de producto de consumo extranjero.

      Me gusta

    12. Aimee Velez Irizarry - grupo #5 said

      El documento afirma la pobreza de la colonia, caracterizada por la desmonetización y el mercado subdesarrollado que depende mayormente del trueque. A mi parecer el trueque se debía a la calidad de la moneda que, al ser tan mala y desgastarse fácilmente, perdía su valor y para ellos salía mejor cambiar algo por algo o prestar algo y luego cobrar ese favor cuando lo necesitase, dando así el valor que ellos creían por las cosas que tuviesen en ese momento o necesitasen cambiar.

      Critica mucho a las personas que son vagas o holgazanas y que no explotan lo que puede producir la isla, pero yo creo que es porque ellos usaban solo que ellos necesitaban y si no tenían la necesidad del porqué el matar tantas aves para el consumo de ello si al cabo del tres días estas se podrían debido al clima del la isla y otros factores además me imagino q la nevera no existía. La caza extrema de los peces era mala para ello porque le tenían miedo a la piratería de los holandeses en ese tiempo.

      Relata las miserias de la isla, señala como un mal superior al ataque holandés de 1625, el huracán del 1642, del que no fue testigo, pero sí de sus consecuencias.

      Me gusta

    13. Humberto C. Rodríguez – Grupo 5

      El autor está claramente persuadiendo al poder para que fomente el comercio interno. Describe una economía desmonetizada en la que los insulares truecan y prestan sus recursos, que hay muchos pero se consume apenas lo necesario. Así se ha desarrollado por ser de beneficio para los campesinos a diferencia de las autoridades político-religiosas españolas, que no se benefician del casabe por diezmos ni de la falta de desarrollo industrial. Menciona la facilidad con que la isla se recupera de desastres naturales y ataques y de la vulnerabilidad de los productos que entran y salen de la isla.

      Me gusta

    14. Yesenia Montalvo Rosario – Grupo 3

      En esta carta que el Fray dirige a un amigo donde él hace un relato muy interesante de su vivencia en la isla. A López de Haro simplemente no le gustaba la isla pues era muy pobre económicamente. Desprecio la moneda de la isla pues era de poco valor comparada a otras monedas. Le incomodaba que esto se reflejara en los diezmos pues eran relativamente bajos. Él que era un clérigo de importancia acostumbrado a la comida de España se sentía realmente ofendido al ser el flujo de barcos a la isla con provisiones tan bajo. Por esta causa, no le quedaba más remedio que tratar de comer pan de yuca el cual le parecía asqueroso. Al Fray las personas de la isla le parecían primitivas y holgazanas pues según su opinión la tierra no quería ser explotada por ellos. Dado que López de Haro era peninsular y un clérigo importante, se sentía muy superior a todas estas personas. La isla estaba muy decaída a causa de tanto saqueo y fenómenos naturales desastrosos se encontraba pobre pero era también por la poca inversión española en el avance de esta colonia. A López de Haro no le gustó la colonia, ni los habitantes, ni la economía, la única riqueza que encontró fue la natural por sus vientos, animales y otros recursos naturales.

      Me gusta

    15. Leyla M.Hernandez Medina – Grupo 1

      Lo que pudimos interpretar de esta lectura, es que Fray Damian hace como una crítica sobre Puerto Rico. Habla de la pobreza y la necesidad que hay en la isla. La cosecha que se está perdiendo por no comprarlo y no querer llevarlo a España, ya que no se ponen a trabajar. También habla de como la moneda es pequeña como si no tuviera mucho valor por ser de cobre, y además de que de la necesidad que tenían solo comían cazabe que él jamas comería. El vino, el vinagre, el aceite, el pan, con todo lo que es necesario dice que no se tiran para vender ya que tenían enemigos y podían atacar los holandeses. Además de tantas críticas dice que lo único bueno que tiene la isla es la naturaleza, el viento, el aire fresco que tiene para vivir. Finalmente habla que hay mucha agricultura para poder vender, como son, plátanos, arroz, azúcar, pescado, naranjas dulces que hay grande abundancia pero que el calor que hace no da para varios dias. Quiere decir que hay mucha gente vaga y no se ponen a trabajar para que la economía en Puerto Rico pueda subir.

      Me gusta

    16. Edwin Rodríguez – Grupo 4

      En esta lectura pudimos notar que la carta no está dirigida a un alto funcionario o Rey de España debido a la forma en que López de Haro describe a la isla. Pensamos que la dirige a un amigo a una persona común. López de Haro habla mucho acerca de las cosas negativas de la isla como por ejemplo que las personas no quieren trabajar en la pesca y las describe como vagas. Creemos que ésto era debido al ataque de los holandeses en 1625 y por lo tanto las personas tenían miedo a que fueran atacadas. También hace una crítica acerca de la pobreza y el poco progreso económico ya que no había mucho flujo de capital. Se puede deducir que parte de la pobreza fue debido a las pérdidas que ocasionó una tormenta que pasó por la isla. En resumen, López de Haro quiere dar a entender que la isla no sirve y lo único positivo que tiene son las brisas y el aire, o sea, el clima.

      Me gusta

    17. Johanna López Vázquez – Grupo 2

      En la carta del Obispo Fray Damián López de Haro, a Juan Diez de la Calle, el tono de la misma es muy personal. Hay que tomar en cuenta que El Obispo Fray Damián era alguien acostumbrado a las riquezas y comodidades de otras sedes, y que por tal razón se muestra un tanto molesto y desilusionado ante la situación de pobreza y abandono que se encuentra en la isla de Puerto Rico y por ende asume una actitud de crítica y sátira de lo que observó durante su viaje. En la carta hace critica en diferentes aspectos en especial en la pobreza cuando menciona las monedas que se utilizan, la falta de diezmos y la falta del situado S.M por culpa del enemigo, también critica la supuesta holgazanería de sus habitantes y hace énfasis en el aspecto económico, como si no existiera un comercio próspero o apropiado en la isla. El único aspecto positivo que menciona en la carta es cuando menciona la siguiente línea: “lo mejor que tiene esta ciudad son las brisas y el aire que todos quedamos con salud”, que luego se contradice en párrafos siguientes cuando menciona que por la humedad y el calor no pasan de tres días las carnes de terneras. Es muy importante destacar que aunque la visión de Fray Damián es muy negativa y bastante prejuiciada, nos abre una ventana a la intrahistoria de Puerto Rico y nos muestra cómo se va forjando la isla, como resultado de la pobreza y aislamiento, así como la presencia africana, una cultura propia que se manifiesta, por ejemplo, en el surgimiento de una comida criolla y otras formas de vida adaptadas a las circunstancias particulares. Así, Fray Damián anticipa lo que será la prosa costumbrista sobre nuestra herencia cultural puertorriqueña que tanta importancia tendrá posteriormente. También hay que subrayar que pese a todo lo negativo, el Obispo aún ve en la isla un potencial que puede explotarse y algo de esperanza sobre su progreso económico y por esa razón al final de la carta pide ayuda por la situación que vive la isla en esos momentos destacando algunas de las limitaciones como lo era la amenaza de los corsarios que saqueaban todo lo que encontraran flotando en el mar impidiendo muchas veces las ayudas y también el paso de aquel huracán del año 42 que provocó muchas pérdidas.

      Me gusta

    Sorry, the comment form is closed at this time.

     
    A %d blogueros les gusta esto: